El poder de la fuerza

Fácilmente, el Señor se hubiera podido evitar tantos inconvenientes con el Faraón si así lo hubiera querido. Pudo haber tocado su corazón, para que accediera a las peticiones de Moisés y Aarón desde un principio, sin embargo, su plan y su propósito, requerían que en su despliegue de poder no quedaran dudas de que Él era más poderoso que cualquier dios, que no había nada que el hombre pudiera hacer sin depender de Él, aún en la muerte tenía poder de decisión.

Lee mas