Actos Criminales

Con su mirada perdida e inocencia a flor de piel, una niña de 7 años era víctima del maltrato de su padre, quien no tenía el más mínimo reparo de descargar su rabia y frustración contra su humanidad, para calmar según él, su ansiedad por ser un fracasado más en éste mundo. Culpaba a su hija por todo y su madre, una mujer muy humilde, por miedo a sus reacciones desaforadas, le permitía tal injusticia una y otra vez, sintiendo en su corazón cada golpe y cada insulto como si los recibiera ella misma, pero cobardemente no intervenía haciéndose cómplice de tal bajeza y sin más, asumiendo su responsabilidad por omisión y absurda permisividad.

Lee mas