Alimentando el alma

La palabra de Dios se constituye para el cristiano, en alimento que nutre todo su ser. Para que surta el efecto esperado, es necesario conocer a su autor, apartar un tiempo especial para estudiarla a profundidad, hallar su importancia dentro del contexto histórico y actual y lo más importante, tratar de establecer cuál es el mensaje que Dios tiene para nosotros en cada uno de los pasajes que la conforman. Para algunos leerla enloquece, para otros no leerla es casi como perder el sentido de su existencia.

Leer más