Juzgados por una mirada llena de amor

Cada uno recibe de acuerdo a lo que se merece y no hay mejor justicia que la aplicada por el Señor. Es diferente ser juzgados con los ojos de amor de un padre que con su disciplina pretende fortalecernos y ayudarnos a crecer en experiencia, conocimiento y sabiduría y cuya voluntad es la de hacer SIEMPRE el bien a quienes lo aman, que ser juzgados por alguien a quien ni siquiera le importa si tienes futuro o no.

Leer más