Cuando siento que no puedo más…

Dios demanda de nosotros exclusividad. Lo ofendemos cuando ponemos nuestra confianza en imágenes de oro, plata y otros materiales, cuando mostramos reverencia y adoración a cualquier tipo de cosa o persona que nos haga desviar la mirada y robe nuestra atención.

Lee mas