A palabras necias oidos sordos

Que eres un pecador, de acuerdo, todos lo somos; Que nadie en esta tierra es ejemplo de perfección también es cierto, porque eso no es lo que Dios espera de nosotros. Definitivamente, a palabras necias debemos cerrar nuestros oídos, porque harán estragos y terminarán por convencernos que TODO lo que vivimos es para desgracia nuestra y porque lo merecemos.

Lee mas