Un Dios que cumple sus promesas

Lo que Dios promete, lo cumple; quizás no se dé en el tiempo que nos gustaría, porque antes de entregarnos lo que tiene para nosotros necesita moldear nuestro corazón hasta que llegue a ser obediente y cumplidor de su Palabra, pero llegará en el momento justo para recompensar nuestra confianza plena y total agradecimiento, por los buenos y malos momentos que atravesamos en nuestra vida.

Lee mas