Etiqueta: qué es el amor

Juzgados por una mirada llena de amor

Cada uno recibe de acuerdo a lo que se merece y no hay mejor justicia que la aplicada por el Señor. Es diferente ser juzgados con los ojos de amor de un padre que con su disciplina pretende fortalecernos y ayudarnos a crecer en experiencia, conocimiento y sabiduría y cuya voluntad es la de hacer SIEMPRE el bien a quienes lo aman, que ser juzgados por alguien a quien ni siquiera le importa si tienes futuro o no.

Lee mas

Entre lobos

Que sentido tiene desear ser amado cuando nos negamos a dar amor; vivimos en un mundo sumido en la desesperanza, la violencia, la corrupción, la indiferencia, las desigualdades sociales, la pobreza, los problemas raciales, las contiendas políticas, las banalidades, la inmoralidad sexual y el egoísmo. Quizás pienses, pero ¡yo no soy así!, y señalemos a los demás como lo peor sin ver en nuestro interior que nos hemos convertido en cómplices al guardar silencio y no compartirle a la persona que se encuentra a tu lado, acerca de Dios, su hijo, su reino, y de lo que Él es capaz de hacer.

Lee mas

No hay límites para el amor de Dios

La generosidad de Dios no tiene límites; nos da mucho más de lo que necesitamos y en generalmente más lo que merecemos de acuerdo a nuestras acciones. Pero a veces, las respuestas a nuestras oraciones se demoran un poco y las promesas se retrasan en llegar; en otras ocasiones guarda silencio frente a nuestras demandas, no porque sea su deseo hacernos sufrir o porque disfrute vernos mal, sino porque nuestra actitud de rebeldía y desobediencia nos hace desviar del camino.

Lee mas

Un papá que confía y ama incondicionalmente

Como un papá que ama a sus hijos incondicional e infinitamente, nos trata el Señor. Desea que disfrutemos de las bendiciones que desde el cielo han sido derramadas sobre nosotros, confía en las capacidades, habilidades y dones que nos ha dado y espera de nosotros SIEMPRE lo mejor. Cuando hemos estado lejos de su presencia, no se aparta esperando que rectifiquemos nuestro camino, para venir a rescatarnos con los brazos abiertos y ser un remanso de paz en el momento oportuno.

Lee mas
Cargando

Enlaces recomendados