¡A Dios le falta un tornillo¡

Cuando viajamos a visitar a la familia de mi esposo, me fascina que me cuenten historias de la familia, que hagan remembranza de tradiciones y anécdotas que enriquecen la memoria y fortalecen la cultura.

Leer más