Si yo hago esto, tú me concedes aquello…

No hay nada que Dios no pueda hacer por nosotros. Nos ama, es nuestro papá y quiere lo mejor para cada uno de sus hijos. Como buen padre, nos muestra el camino que debemos seguir hacia el éxito.

Leer más