Fuiste, eres y serás

Ha llegado la hora de que le creamos a Dios, lo que Él dice, así se hará. No importa cuán poderosos sean nuestros enemigos; pueden multiplicarse, tener armas que parecieran ser indestructibles, pero tenemos un Dios, mucho más grande y fuerte que la suma de todos ellos. Temer ante ellos es garantía de derrota, pero creer en nuestro Padre es lo que nos dará la victoria.

Leer más