Una condición en cada promesa